Lagarto hocico largo del Bahoruco.

Nombre común: Lagarto de hocico largo del Bahoruco.
Nombre Científico: Anolis bahorucoensis (Noble & Hassler, 1933
Filo: Chordata
Sub-filo: Vertebrado
Clase: Reptilia
Súper Orden: Lepidosauria
Orden: Squamata
Sub-orden: Sauria
Familia: Dactyloidae
Género: Anolis
Condición: Endémico.

Este es un pequeño lagarto de cuerpo esbelto, que ha tendido a este tipo de desarrollo según el ecomorfo en que se desarrolla, en ramas de arbustos o maleza con extremidades largas y cola muy larga según describe Losos (2009), con una notoria diferencia en tamaño entre machos y hembras con un medida promedio SVL (Medida desde la punta del hocico hasta la cloaca) de unos 4.65 cm el macho y unos 4.56 cm la hembra.  En este mismo sentido  su peso igual varia significativamente por sexo y proporcional al tamaño de estos con 1.4 gramos y 0,8 gramos, respectivamente. La hembra presenta de igual forma cabeza más pequeña que el macho sin abertura ancha y sin la mandíbula alargada tan característica en el macho  Fitch and Henderson, (1987); Orrell, K. & Jenssen, T (1998).  

La coloración también presenta un dimorfismo sexual importante, siendo la hembra mucho más opaca de color marrón con marcas débiles más oscuras en la cabeza, el cuerpo, las extremidades y la cola, también presenta rayas longitudinales de color marrón pálido en el dorso, contrastando con un macho muy colorido con un patrón de colores brillantes muy llamativo y de grandes contrastes. Este patrón presenta una serie de manchas de color verde azulado medio con formas de diamantes, están separadas por áreas de color marrón dorado o marrón chocolate rojizo. Presenta una línea lateral blanquecina, ancha en zona de los labios y el cuello y que se estrecha, que se rompe posteriormente. Por debajo de la línea lateral, los lados están reticulados o punteados con marcas de color marrón oscuro sobre un fondo pálido. Las patas son de color marrón amarillento pálido con leves marcas oscuras. El ojo está parcialmente encerrado con medias lunas de color amarillo pálido y azul. La papada es notablemente pequeña, de color amarillo pálido con varias rayas grises longitudinales. La cola es de color marrón pálido con anillos de color negro o marrón oscuro tenues e irregulares. Fitch and Henderson, (1987). Orrell, K. & Jenssen, T (1998).  

A diferencia de la mayoría de los anolis, el macho posee una papada débilmente desarrollada, un órgano importante estos lagartos que utiliza en sus cortejos, así como en las exhibiciones territoriales y que también es parte del reconocimiento de una especie. La falta de tamaño, es posible sea compensada con los brillantes colores del macho. Fitch and Henderson, (1987);  Nicholson et al., (2007).  

Este lagarto endémico de La Española, que habita en la sombra profunda del sotobosque,  Fitch and Henderson, (1987)  (Vegetación formada por matas y arbustos que crece bajo los árboles de un bosque o monte, como son los helechos)  en los bosques de las altas montañas de la Sierra del Bahoruco entre Barahona y Pedernales, siendo propio de esta parte de la Española. Es muy escurridizo y con una alta capacidad de reacción, donde empieza a moverse a unos 2 a 3 metros de cualquier avance hacia él y que considere amenazado, dando saltos de rama en rama e internándose entre la hojarasca o las hojas de helechos o arbustos propios de su hábitat, también moviéndose a una rama delgada donde se oculta doblando sus extremidades o debajo de las rocas, capacidad mucho mayor a cualquier lagarto de la zona,. Este está marcado por un bosque nublado con una capa de hojarasca húmeda que cubre el suelo, muchos helechos, musgos y un clima de temperaturas bajas con un promedio de 24,4 ° C  entre los 19,1 °C  mínimas y  27,2 ° C máximas. Siendo proporcional la actividad de estos lagartos con el aumento de las temperaturas.  Schwartz y Henderson, (1988); Fitch and Henderson, (1987); Sifers, S. et al (2001). Schneider, K.; Parmerlee, J.S. Jr. & Powell, R. (2000).

Se alimenta de pequeños invertebrados como hormigas, arañas, cucarachas, escarabajos y moscas, siendo las primeras las que más consume; como depredador, espera a su presa para engullirla. Sin embargo este lagarto está sujeto a una depredación intensa, por sus congéneres como son el Anolis cybotes, el A. coelestinus y al A. distichus, que depredan juveniles y crías. Schwartz y Henderson, (1988); Fitch and Henderson, (1987).

Durante la temporada de apareamiento, los machos son muy territoriales y realizan movimientos de cabeza de arriba abajo y despliegue de colores para atraer a las hembras y ahuyentar a otros machos. Aunque estos movimientos son lentos según explican Orrell, K. & Jenssen, T (1998). Las hembras pueden poner entre 5 a 6 huevos. Su periodo de incubación es entre 40 a 70 días.

Macho Adulto. Foto: Pedro Genaro Rodríguez.
Macho adulto sobre rama de helecho. Foto: Francisco Alba Suriel.
Macho Adulto. Foto: Francisco Alba Suriel.
Hembra adulta. Foto. Dr. José Rafael López Luciano.
Macho juvenil. Foto: Carlos de Soto Molinari.
Macho sobre rama de arbusto. Foto: Dr. José Rafael López Luciano.
Vista Dorsal sobre ramita. Foto: Dr. José Rafael López Luciano.

Publicado por Henry Abreu Domínguez, 0000-0002-2345-3462 

2 de enero del 2022. 

BIBLIOGRAFÍA.

Fitch & Henderson, (1987). Ecological and Ethological Parameters in Anolis bahorucoensis, a Species Having Rudimentary Development of the Dewlap. Amphibia-Reptilia 8 (1987): 69-80, E. J. Brill, Leiden.

Orrell, K. & Jenssen, T (1998). Display Behavior of Anolis bahorucoensis: an Anole with a Diminutive  Dewlap. Caribbean Journal of Science, Vol. 34, No. 1-2, 113-125, 1998

Schneider, K.; Parmerlee, J.S. Jr. & Powell, R. (2000). Escape Behavior of Anolis Lizards from the Sierra de Baoruco, Hispaniola. Caribbean Journal of Science, Vol. 36, No. 3-4, 321–323, 2000

Schwartz, A., Henderson. R. W. (1988). West Indian amphibians and reptiles: a checklist. Milwaukee Publ. Mus. Contr. Biol. Geol. (74):1-264

Sifers, S. et al (2001) Anolis Lizards Restricted to Altered Edge Habitats in a Hispaniolan Cloud Forest. Caribbean Journal of Science, Vol. 37, No. 1-2, 55-62, 2001.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll to top
Close